Dejando correr..


La vida nunca deja de enseñarte, poco a poco te va enseñando o lo aprendes a la fuerza que no todo puede hacerse, que hay veces que hagas lo que hagas, las cosas no dependen de ti, que tienes que dejar correr...
Dejar correr y vivir, cerrando y abriendo puertas e intentar llegar al final del laberinto, donde esta lo que quieres, sin prefijar caminos, sin estructurar demasiado la búsqueda.
Cuando uno es hacedor, se enfrasca demasiado en sus proyectos y puede ser que se obsesione, a mi me pasa...y se pierde uno, y se pierden cosas y se pierden gentes, que tienes que dejar correr....
La vida no deja de ser al fin y al cabo un transcurrir de pequeñas y grandes decisiones, de pequeñas y grandes renuncias...
Me tomo una café delicioso, acaba de amanecer y creo que tengo una sonrisa complaciente, me la noto y me siento muy bien....
LobitaEsteparia

6 comentarios:

amor y libertad dijo...

que todo fluya, lobita, que fluya hasta que esa sonrisa y ese café estén frente a mí

te beso

coco dijo...

Precioso post. Escribes verdades como puños, aunque quizás, a veces sea la vida misma la que no nos las deja entender. O pararnos a pensar. Supongo que a menudo nos encontramos como inmersos en un río, nadando a contracorriente, intentando sobrevivir. Y en ocasiones como esas, cuesta pensar.

P_P dijo...

"La vida es como un rio
que no deja de pasar
pero más pronto o más tarde
en la mar se morirá."

Creo que a todo en la vida, hay que dale su tiempecito y de vez en cuando... una larga cambiada no viene mal.

Ánimo en tus reflexiones Lobita

Mónik dijo...

Precioso lo que escribes, hay veces en que no se encuentras palabras adecuadas para expresar ideas precisas, pero tú lo haces...gracias

BLAKE dijo...

Hola maría:
Hoy he visto un poema y no s´epor qué he pensado que te gustaria, y por la tanto tu amigo blake te lo envía.
un beso muy fuerte corazón
el poema dice asi...

Si porque a tus plantas ruedo
como un idiota perdido,
y una mirada te pido
con temor, casi con miedo;
si porque ante ti me quedo
extático de emoción,
piensas que mi corazón
se va en mi pecho a romper
y que por siempre he de ser
esclavo de mi pasión;
¡te equivocas, te equivocas!,
fresco y fragante capullo,
yo quebrantaré tu orgullo
como el minero las rocas.
Si a la lucha me provocas,
dispuesto estoy a luchar;
tú eres espuma, yo mar
que en sus cóleras confía;
me haces llorar; pero un día
yo también te haré llorar.
Y entonces, cuando rendida
ofrezcas toda tu vida
perdón pidiendo a mis pies,
como mi cólera es
infinita en sus excesos,
¿sabes tú lo que haré en esos
momentos de indignación?
¡Arrancarte el corazón
para comérmelo a besos!

Anónimo dijo...

Muy cierto lo que dices. Todo eso que cuentas que pasa es porque el hombre sin religión está perdido. Los extraterrestres dicen que niveles superiores de consciencia intervinieron en nuestra creación, es algo profundo e importante que no se pude reducir a términos lógicos para ustedes humanos de la Tierra. Yo no creo que el hombre venga del mono. Otra cosa es que la genetica sea muy parecida.